SOPA QUEMA GRASA

#Dietas trituradas 05 noviembre 2017

SOPA QUEMA-GRASA


Ingredientes:



  • 300 g de repollo en trozos grandes

  • 1 cebolla

  • 2 tomates pelados

  • 2 ó 3 tallos de apio

  • 2 pimientos verdes

  • 1 diente de ajo

  • Sal y pimienta

  • 700 g de agua más o menos tiene que cubrir las verduras


Preparación:


Picamos el repollo durante 4 “ vel 5 ayudándonos con la espátula para que se pique bien. Reservar


Echamos el resto de ingredientes y picamos 4” vel 5 ayudándonos con la espátula para que se pique bien. Reservar.


Ponemos el agua en el vaso y programamos 15 mnt temperatura Varoma vel 2, hasta que veamos que rompe a hervir. Echamos todas las verduras reservadas, la sal y la pimienta y programamos 40’ temperatura 100º velocidad cuchara.


Podemos aprovechar y cocinar algo al vapor, ya que tenemos bastante tiempo de cocción, en ese caso programamos 30‘ temperatura Varoma vel 1.


Podemos tomarla así en trocitos ó podemos hacer una crema programando 1’ vel 5-10.


En crema es más saciante, pero como más os guste, también puedes reservar una parte del caldo para tomarlo entre horas y hacer crema con el resto para comer.


Aquí os mando el artículo que te explica cómo seguir esta dieta, yo simplemente la tomo como sustitutivo de las cenas 4 días a la semana y siento que pierdo mucho liquido y si no me paso durante el día, adelgazo.


Aunque no se trata de una dieta, ni de un plan de adelgazamiento, la sopa quema-grasas es una medida de urgencia para depurar el organismo y eliminar toxinas y líquidos, rebajando, de paso, entre 3 y 8 kilos


Conocida desde hace años, la dieta de la sopa quemagrasas fue ideada originariamente por el grupo de especialistas del Sacred Heart Memorial Hospital, en Estados Unidos, para ayudar a los pacientes que debían ser operados de corazón a perder peso rápidamente, de forma previa a la intervención quirúrgica.


¿Cual es la base de la dieta de la sopa quema-grasas?


Se trata de una dieta hipocalórica, con bajo aporte energético y proteico, pobre en grasas y en hidratos de carbono. Al metabolizarla, el cuerpo quema más calorías que las aportadas por la sopa.


¿Cuánto peso podemos perder?


No puede afirmarse con seguridad cuánto peso consigue perderse con esta dieta, aunque, en general, la cifra puede oscilar entre 3 y 8 kilos en una semana.


¿Cuánto tiempo dura?


Esta dieta solo puede realizarse durante 7 días consecutivos. Al no contener grasas, las vitaminas, que se disuelven en lípidos, disminuyen su metabolización. Las carencias nutricionales pueden llegar a ser graves si se mantiene la dieta durante más tiempo.


¿Qué cantidad de sopa quemagrasas debemos tomar diariamente?


La sopa quemagrasas se consume a voluntad. Lo normal es uno o dos platos por comida sustituida o un plato antes de cada comida pero si en un momento dado tenemos hambre, no hay problema alguno en recurrir a otra ración. Como referencia, podemos tomar unos dos o tres litros al día.


La sopa quemagrasas puede ingerirse fría o caliente, aunque resulta más agradable calentita y produce mayor sensación de saciedad.


Cómo seguir la dieta de la sopa quemagrasas:


Primer Día


Durante el primer día solamente podemos tomar la sopa quemagrasas y fruta fresca, evitando las de mayor contenido en azúcar. Muy recomendables el melón y la sandía, por su bajo contenido en fructosa y su gran aporte en líquidos. Además de saciar, aportan pocas calorías. Para beber limítese al agua y a zumos naturales de fruta (no sirven los zumos comprados elaborados). Una bebida agradable puede ser la limonada natural endulzada con estevia.


Segundo Día 


Es también un día duro de llevar. Sólo se come sopa y verduras frescas, congeladas o en conserva, hervidas, asadas, a la plancha o al vapor. Muy recomendables las hortalizas de hoja verde, bajas en calorías y ricas en nutrientes. Pueden cocinarse hervidas, a la plancha, asadas, o al vapor. No puede alimentarse con maíz, patata, judías, guisantes .Recuerde que en el segundo día no puede comer fruta ni siquiera en zumo.


Tercer Día          


Se combinan los elementos de los dos primeros días. Además de tomar la cantidad de sopa que desee, puede ingerir frutas y vegetales, con las salvedades indicadas.


Pasados estos 3 días completos, pésese. Si ha realizado la dieta de la forma indicada, habrá rebajado ya unos kilos. Aunque todos los cuerpos no responden igual, la mayoría de las personas habrán conseguido librarse de dos o tres kilos, aunque la pérdida va en función de si la persona retiene o no muchos líquidos. No se desanime, quedan todavía cuatro días.


Cuarto Día


A la sopa quemagrasas añadiremos entre 3 y 6 plátanos (bananas), un buen aporte en azúcares de alta calidad que le mantendrán a salvo de la tentación de ingerir dulces. Puede también tomar leche desnatada a voluntad y, por supuesto, deberá beber mucha agua.


Quinto Día


Por primera vez introducimos la carne (proteínas), con lo que vamos a sentirnos más cómodos.


A la sopa quemagrasas (que hay que tomar como mínimo una vez al día), añadimos hasta medio kilo de carne magra de vacuno o de pollo sin piel. Además, podrá tomar tres tomates crudos. No debe olvidar beber de cinco a ocho vasos de agua durante el día para contrarrestar el ácido úrico que aporta la carne al cuerpo.


Sexto Día


Hoy tomaremos verduras y carne magra de forma obligatoria. Puede ser pollo o pavo sin piel o de vacuno. La carne puede cocinarse a la plancha o al horno. No frita. La sopa quemagrasas, se debe ingerir como mínimo una vez al día.


Séptimo Día


Como en anteriores días, la sopa quemagrasas debe ingerirse al menos una vez al día (por la noche preferentemente). Además, hoy tenemos arroz para comer. Por supuesto arroz integral (el arroz blanco no está permitido).


Es conveniente tostar un poco el arroz en la sartén de teflón hasta dejar dorada la cáscara y posteriormente cocinarlo al vapor. Coma este arroz con zumo de frutas. También puede comer verduras.


oSi toma a la mañana siguiente un tazón de salvado, avena, o cereales integrales, contribuirá a terminar de limpiar su intestino.


Deberá seguir esta dieta al pie de la letra. Si lo hace todo bien, al final de los siete días, puede haber adelgazado entre cuatro y ocho kilos, siempre teniendo en cuenta el papel que el metabolismo propio juega. La pérdida de peso también dependerá del sobrepeso de la persona, del sexo e, incluso, de la genética. Sin olvidarnos de que las personas con tendencia a la remedio casero para la retención de líquidos perderán más volumen que el resto.


Propiedades y calorías de la sopa quema-grasas


El  Repollo o col. La col es muy rica en potasio, azufre, calcio y otras sales mineral ácidas. Ayuda a controlar el estreñimiento y mejora la salud de la piel. El repollo contiene unas 40 calorías por cada 100 gramos. 


La Cebolla. Altamente depurativa y muy rica en agua, azufre, potasio y fósforo. Es alcalinizante, por lo que contribuye a la desintoxicación del organismo, además de tener propiedades diuréticas, muy útiles en caso de retención de líquidos. Ayuda a equilibrar la cantidad de ácido úrico. 20 calorías por 100 gr de cebolla cocida.


El Tomate. Hortaliza de excelentes propiedades nutritivas, muy rica en potasio, contiene además grandes proporciones de fósforo y cloro. Es diurético y revitalizante. Es usado en esta sopa quemagrasa, por su acción protectora del sistema cardiovascular, favoreciendo la reducción del colesterol. 19 calorías por 100 gramos.


El Apio fresco. Muy rico también en potasio, cloro, azufre, cobre, calcio y sodio. El apio es también diurético, combate el exceso de ácido úrico, aporta grandes cantidades de sales minerales al cuerpo y es un excelente tónico cerebral. 19 calorías por 100 gr. 


El Pimiento verde. Como todos los vegetales que lleva la sopa quemagrasas, los pimientos son ricos en potasio, cloro, fósforo, azufre, magnesio y calcio. Aporta también vitaminas, especialmente en vitamina C. Por su elevado contenido en fibra, produce sensación de saciedad y mantiene alejado el estreñimiento. Hervido, el pimiento aporta sólo 10 calorías por 100 gr


Recomendaciones


Si bien es una dieta que controlada por un médico puede ser muy eficaz y saludable, incluso en el caso de personas con enfermedades cardíacas, existen contraindicaciones claras para quienes padecen diabetes o insuficiencia renal, que deben abstenerse de seguirla a menos que su médico opine lo contrario.


Puede tomarse sólo el caldo en lugar de la crema de verduras (la pérdida de peso será mayor), pero solo es prudente para aquellas personas que hayan realizado ayuno en alguna ocasión y no tengan problemas de salud. Recomendamos pedir consejo médico.


Insistimos en la necesidad de beber agua en abundancia


Si queremos mejorar los nutrientes podemos tomar alga Espirulina. No aconsejada en caso de problemas de tiroides.


Evitar realizar ejercicio físico intenso o grandes esfuerzos, dado lo restrictivo de esta dieta. El ejercicio recomendado es el paseo.


No duerma la siesta. Si desea descansar después de la comida, hágalo sentado, no tumbado.


Pero, para lograr un peso ideal manteniendo y mejorando nuestra salud, insistimos de nuevo en la conveniencia de una dieta sana y equilibrada mantenida a lo largo del tiempo, pudiendo recurrir a la dieta de la sopa quemagrasas tras los excesos de las vacaciones o celebraciones como la Navidad; o bien utilizarla como comodín tras un atracón, , sustituyendo durante un par de días las comidas por sopa quemagrasas, como una excelente fórmula de limpieza tóxica.