Scones con Mermelada de fresas

#Masas, panes y repostería 05 abril 2020



Hola!!! Este fin de semana he hecho Scones y Mermelada de fresas. Tenía unas fresas que se estaban poniendo un poco pochitas y decidí hacer mermelada con ellas. Se tarda poquísimo y sale buenísima!!!


Y ya, teniendo la mermelada me apeteció hacer Scones. Hace mucho tiempo, antes de Cookidoo, encontré una receta en internet pero no eran muy buenos. Ayer probé la receta de Cookidoo y son los auténticos scones!!!


Para quien no los conozca, los Scones son una especie de panecillos que se toman en UK con el té de las 4 de la tarde. Se acompañan con crema (nata batida sin llegar a montar, sin azúcar) y mermelada.


Yo los hice para desayunar y los tomamos con mantequilla y mermelada.


La peculiaridad de la masa de los scones es que se hacen con harina de repostería.


No sé a vosotros, pero cuando hago una masa por primera vez, y nunca he visto cómo se hace, no tengo muy claro si la consistencia de la masa está bien o no. He ido sacando varias fotos para que veáis cuándo la masa está bien y cuándo no:


Así es como quedó la masa cuando la saqué del vaso:



Ya veis que es una masa muy pegajosa y muy difícil de trabajar. Le eché más harina a la masa restante, la amasé un poco con las manos y este fue el resultado:



Ya veis que esta es una masa menos pegajosa, más compacta y manejable. Yo hice mis scones más finos de lo habitual para que cundiese más la masa y pudieseis apreciar bien la diferencia entre unos y otros. En cualquier caso, en la receta de Cookidoo explica perfectamente que hay que estirar la masa con el rodillo dejando un grosor de unos 2 - 3 centímetros.



A continuación os muestro cómo quedaron después de hornearlas. Podéis apreciar que subieron un poco, pero no demasiado.



La diferencia entre las dos masas sigue siendo muy visible. De sabor las dos estaban bien, ya que la diferencia entre una y otra eran unos pocos gramos de harina, pero el aspecto no tiene nada que ver. Hay que tener en cuenta que incluso comprando siempre la misma marca de harina, no siempre el resultado es el mismo. Por eso, hay veces que tenemos que rectificar un poco una masa para lograr la consistencia ideal. Un truco para aquellas masas que no conocemos y no sabemos qué textura van a tener es si, como en este caso, la receta dice que hagamos las bolitas con un cortador de galletas, eso significa que la masa tiene que tener consistencia para poder hacerlo.





Para terminar os dejo una foto de un scone abierto por la mitad antes de haberlo untado con la mantequilla y la mermelada. Así podéis apreciar la textura que tiene, está a caballo entre un pan y un bollo.



A continuación os dejo las recetas de los scones y de la mermelada:



Espero que os hayan gustado y que las pongáis en práctica muy pronto!!! Contadme vuestros resultados!!!