QUE TAL SI HACEMOS NUESTROS YOGURES GRIEGOS CASEROS?

#Confitería y conservas 04 junio 2020

Pocas veces hemos oído hablar de forma positiva de las propiedades y beneficios de un producto de origen milenario, el yogur griego.



Sin embargo, incluir una ración de yogur griego dentro de una dieta variada y equilibrada y en combinación con la práctica de actividad física habitual, puede aportarte nutrientes esenciales para tu organismo e incluso ayudarte a mantener un mejor estado de salud y estado corporal. 



Nos referimos, por supuesto, al consumo yogures griegos de procedencia ecológica y elaborados de forma tradicional. 



El yogur griego se obtiene al separar mediante filtrado el suero líquido del yogur normal, lo que le confiere una textura más densa y espesa, más rica en proteínas, grasas e hidratos de carbono presentes de forma natural en la materia prima original. 



Para los amantes del yogur griego, esta textura más cremosa y su sabor más palatable hacen de este yogur una variedad exquisita, que se puede utilizar en combinación con otros alimentos para obtener recetas sorprendentes.


Quiero explicarte 7 beneficios importantes del yogur griego y son los siguiemtes:


1. El poder de las proteínas


2. Los probióticos ayudan a regularte


3. ¡Consigue tu B12!


4. El potasio compensa el exceso sodio


5. Un alimento para recuperarnos después del entrenamiento


6. El yodo mantiene tu peso bajo control


7. El calcio es clave para mantenerse en forma


Con todo esto que te he explicado pq no hacerlo en casa? 


Aqui te dejo la receta para que puedes hacerlo con tu Thermomix® espero que te guste y si tienes cualquier duda estoy encantada de poder ayudarte


Ingredientes


700 g de leche entera


180 g de yogur griego


90 g de nata


250 g de agua


1 cucharadita ácido ascórbico (vitamina C en polvo)


o bien 30 g de zumo de limón


Preparación


Ponga en el vaso la leche. Coloque el cestillo sobre la tapa en lugar del cubilete y caliente 10 min/95°C/vel 2. Retire el vaso y deje enfriar (aprox. 45 minutos) hasta que la leche enfríe a 40°C (coloque el vaso en su posición para comprobar la temperatura).


Coloque el vaso en la máquina, añada el yogur griego y la nata y mezcle 30 seg/vel 3.5. Reparta la mezcla en los vasos para yogur, cierre con sus tapas o cubra con film transparente. Colóquelos en el recipiente Varoma, tape y reserve. Aclare el vaso.


Ponga en el vaso el agua y el ácido ascórbico (vitamina C en polvo) o el zumo de limón. Sitúe el Varoma en su posición e inicie Fermentar /10 h/70°C. Retire el Varoma y ponga los tarros de yogur en el frigorífico. Refrigere al menos durante 2 horas antes de servir o conserve los yogures tapados en el frigorífico hasta 8 días.