Mermelada casera

#Confitería y conservas 21 mayo 2019

Muchas veces acumulamos tanta comida que acabamos tirando. Este año estoy de lo más formal y es difícil que tire algo sin darle otra utilidad.


Lo último que he hecho esta semana es mermelada de fresa y mermelada de naranja. La fresa se estaba poniendo un poco pocha y la naranja simplemente, se me ha acumulado con otra remesa que pedí a Valencia así que ya tengo en la nevera 2 tarros nuevos de mermelada. 


El proceso es muy sencillo y yo, personalmente, le quito azúcar a la receta marcada (mismo peso en fruta que en azúcar) intentando adaptar a una dieta más saludable. 


Ingredientes


500 g de fresones o fresas.


200 g de azúcar blanquilla (podéis sustituir parte por azúcar moreno, también queda muy bien)


1 cucharada de zumo de limón


Si tenéis alguna manzana madura, también le va muy bien. 


Preparación


Lavamos la fruta y la cortamos en mitades o en cuartos. La introducimos al vaso (las fresas sin el tallo verde). 


Añadimos el azúcar y el zumo de limón


Tapamos y, sin poner el cubilete, colocamos el cestillo encima de la tapa, ésto evitará posibles salpicaduras.


Da igual el modelo de Thermomix® que tengamos. En cualquiera de ellos, programamos 30 minutos, 100 grados, velocidad 2. 


¡Y lista para comer! 


Podemos conservarla en tarros de cristal previamente lavados y calientes, introducimos la mermelada hasta el límite del tarro y tapamos bien y colocamos el tarro boca abajo hasta que se enfríe. 


Con la naranja sería el mismo proceso aunque yo a la mía, además le he dado un toque con azúcar de vainilla. Riquísima. 



Notas


Siguiendo estos pasos el resultado va a ser una mermelada con deliciosos tropezones. Pero si en casa no os gusta con trocitos podéis triturar 5 segundos a velocidad 4 después de la coción y con el cubilete puesto.